¡Hablemos!

ericksoniana header

Psicología Ericksoniana

La Hipnosis Ericksoniana es un método de hipnosis indirecta que lleva el nombre del Dr. Milton Erickson, un prominente psicólogo y médico estadounidense. Erickson es ampliamente considerado como el «padre de la hipnoterapia».

La genialidad de sus trabajos se encuentra en la utilización de los recursos inconscientes y encontrar la motivación, el potencial creativo y las capacidades resolutorias para que sea la propia persona la que produzca los cambios que elija.

La Psicoterapia con Hipnosis Ericksoniana utiliza el lenguaje hipnótico a través de sugestiones indirectas, metáforas, símbolos, etc. con el fin de ayudar a la persona a utilizar sus propias asociaciones mentales, recuerdos y potenciales de vida para lograr sus metas terapéuticas u objetivos.

La Hipnosis Ericksoniana se basa en una técnica de inducción a un estado hipnótico con fines terapéuticos.

La hipnosis es un estado de focalización de la atención consciente con una disociación momentánea que facilita el acceso a nuestros recursos y habilidades inconscientes. El proceso conduce a la persona hacia un estado de profunda relajación facilitando un mayor protagonismo de la mente inconsciente para crear nuevas posibilidades y nuevos aprendizajes para cambiar conductas, hábitos y patrones de comportamiento.

La Hipnosis Ericksoniana se basa en estados de relajación más o menos profundos y en la participación activa de la persona a través de una conversación en la que se emplea un lenguaje simbólico para guiar el inconsciente de la persona hacia la fuente de sus conflictos, y propiciar una resolución.

El trance es una transformación de la conciencia que sucede en el momento en el que pasamos de la percepción del mundo exterior hacia dentro de nosotros mismos, con la intención de reflexionar intensamente sobre algo, de manera que nos encontramos tan concentrados en nuestros procesos internos que apenas somos capaces de percibir lo que nos rodea.

El estado de trance hipnótico es natural y cotidiano, y nuestro cerebro está en ese estado varias veces al día. Es el estado en el que nos encontramos cuando estamos inmersos en la lectura de un libro, concentrados con una película o cuando soñamos despiertos, y apenas somos conscientes de lo que ocurre a nuestro alrededor.

El método consiste en emplear el lenguaje hipnótico para trasladar a la persona a otro estado de consciencia en el que podrá experimentar transformaciones personales de un modo mucho más sencillo y eficaz que en el estado de vigilia.

Se podría decir que es la propia persona la que participa activamente en la búsqueda de la solución, el terapeuta lo guía a través de metáforas y cuentos terapéuticos atendiendo en cada momento las necesidades de la persona y realizando una terapia totalmente personalizada

La persona permanece consciente en todo momento durante la sesión, ya que el hecho de estar en trance hipnótico no anula ni la consciencia ni la voluntad de la persona, en todo momento es consciente de lo que ocurre. La hipnosis activa y potencia los propios recursos internos, modificando creencias limitantes, puntos de vista negativos y ofreciendo alternativas más positivas y satisfactorias que nos ayuden a lograr nuestro bienestar y nuestros objetivos.

Se puede aplicar en:

Las sesiones de Psicoterapia con Hipnosis Ericksoniana se realizan únicamente en formato presencial. Durante la primera sesión se realiza una entrevista donde se establecen los objetivos y las expectativas, y a continuación se realiza técnica de inducción hipnótica.

La siguiente sesión, y las posteriores se realizan al cabo de una semana o quince días aproximadamente, para que de este modo la persona puede asimilar el proceso de hipnosis y los nuevos aprendizajes.

El número de sesiones a realizar dependerá de la persona, sus necesidades y el tipo de objetivos a trabajar. Cada proceso es único y personalizo adaptado al propio ritmo de la persona.

Contacto

Contacto Inmaculada
En Psicóloga Inmaculada D. Ángel se cumple de forma responsable con los principios de conducta profesional tratando a los pacientes con suma confidencialidad y respeto. Todos estos preceptos son fijados y controlados por el Colegio Oficial de Psicólogos en su código deontológico, cuyo objetivo es el de salvaguardar el bienestar de los consumidores de servicios psicológicos, así como la integridad de la profesión.

Haz click en la imagen para ver el documento