¡Hablemos!

 

Orgasmo Femenino II

Si nunca he tenido un orgasmo, ¿estoy haciendo algo mal?

No estás haciendo algo mal. Hay mucha carga en las mujeres en relación con su sexualidad, y esto puede influir en porqué no pueden tener orgasmos. Si estás intentando tener orgasmos y crees o notas que no lo has tenido, no estás haciendo algo mal, pero es posible que tengas que aumentar tu autoconocimiento y explorar en lugares donde todavía no lo has hecho. 

Es necesario buscar personas que te puedan orientar y sensibilizar en el tema de la sexualidad. Muchas veces el tema de no generar orgasmos tiene que ver mucho con nuestra mente y con lo que estamos pensando. No tener orgasmo es muy común, solicita ayuda especializada que te acerque en tu camino para poder obtener lo que estás buscando. 

¿Qué factores influyen en el orgasmo?

Los factores de personalidad, Los factores psicológicos/emocionales, Los factores socio- culturales, Los factores biológicos/neuroquímicos y la conformación cerebral. 

La investigación concluye que realmente si existe un subtipo de personalidad que podría ser considerado como factor de riesgo, al igual que un gran número de creencias limitantes, desconocimiento sobre su propia sexualidad y ausencia clara de estímulos previos al coito incidían desfavorablemente en que la mujer alcanzará con facilidad el orgasmo, al igual que la inteligencia emocional tenía una correlación positiva con la frecuencia orgásmica.

No hay dos mujeres iguales, y lo que tampoco nos tiene que sorprender es que “ haya dos orgasmos iguales”, por lo que la dificultad que podemos encontrar para alcanzarlo, tampoco son las mismas, la configuración estructural, hormonal, química…del cerebro de la mujer es muy diferente a la de los hombres, así como la forma en que vive su sexualidad que es mucho más emocional,  la mujer necesita que su viaje hacia el orgasmo se realicé sintiéndose segura y cómoda, por supuesto va a estar modulado por toda las articulaciones religiosas, culturales, biológicos y psicológicos que subjetivamente le afectan; tanto mujeres como hombres deben tener en cuenta que en las relaciones eróticas, una vez atravesada la fase neuroquímica del enamoramiento, en la mayoría de las ocasiones el deseo no es espontaneo, por lo que hay que ir fomentándolo, cuidando la relación entre las dos personas  y el vínculo erótico creado  con delicadeza y esmero.

 “Dicen” que la sexualidad de la mujer es más compleja, prefiero decir que la sexualidad de la mujer es más “Sofisticada”.

Se debería empezar a entender que el cerebro de una mujer, el sexo no comienza cinco minutos antes de una relación sexual, la sexualidad de una mujer y de un hombre, su erótica en pareja comienza en el mismo momento en que abren sus ojos al despertar y finaliza en el mismo momento en que  cierran sus ojos al quedarse dormida, (al menos su erótica conductual, porque sus sueños inducidos por una buena sexualidad y un buen entrene en imaginación le puede llevar a viajes inimaginables.).

Aunque vayan a tener un día de locos… corriendo hacía “lugares mil…”, Trabajo, compra, niños, médicos, casa, pareja…  Al cerebro sexual/erótico de la mujer, le afecta mucho más que la conducta sexual explicita del varón, de “cinco minutos antes…”  “ Como ese  tono de la voz de unos ¡¡ Buenos días!!…, un pequeño roce en la mano cuando tú pareja te acerca a la hora del café antes de ir al trabajo, mensajes afectuosos a lo largo del día, una mirada cómplice cuando ya de noche se vuelven a cruzar, cinco minutos de intereses mutuos…En resumidas cuentas a fortalecer el vínculo erótico entre dos personas…Todo esto conduce y ayuda a configurar un contexto dónde la sexualidad vivida se sienta de calidad y sin lugar a dudas a facilitarle el alcanzar el orgasmo. 

“Porque para el cerebro de una mujer los preliminares son todo aquello que sucede las 24 horas antes de llegar al orgasmo.”

Will follow…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *